Coches Clásicos: Salón AutoRetro

Categorías: (Retro, Salones) por admin el 05-12-2009

Auto Retro Barcelona buscar captar a coleccionistas de cada vez más jóvenes.

Comprar un coche clásico puede ser una elcción que quizás no te hayas planteado nunca, pero te sorprendería saber la cantidad de opciones reales que existen en el mercado. Estos días (del 4 al 8) se celebra en Barcelona Auto Retro la feria de coches clásicos. En Madrid será el 19-20 y 21 de Febrero cuando llegue el salón Retromóvil. Merece la pena darse un paseo.

Adjuntamosun artículo interesante del El Periódico de hoy:

Cuatro amigos de toda la vida pasean por el salón Auto Retro y miran mucho más allá del precio y la pulcritud. Uno se queja de haberse olvidado la cámara, otro examina los cilindros de la moto Patria, construida en Badalona en 1920, un tercero tira más hacia los coches veloces y un cuarto parece flotar, como si el cielo tuviera delegación en este recinto de Fira de Barcelona. Estos cuatro amigos tienen entre 70 y 80 años, pero parecen tan muchachos como los Cadillac, Mini, Rolls Royce o Mercedes clásicos que desde ayer y hasta el día 8 recordarán los tiempos en los que un coche era una obra artesanal.

Joan Olivella cuenta historias con coches de por medio. «Hace 50 años, la gente quería utilitarios pequeños, pero las marcas solo los hacían de carreras», relata. Joan Llopart, coleccionista y propietario de la firma de remolques Comanche, trae consigo un tornillo gigante. Lleva dos años buscando uno igual y ya se le han escapado dos en internet. «La gente ya no se preocupa por su coche, llaman al RACC y todo arreglado; antes no podías salir de casa sin las herramientas y unos pocos conocimientos de mecánica. Daba más trabajo, pero eso sí, no se te calaba nunca», rememora.

Fermín Sulé es el presidente del salón, que alcanza este año la 26ª edición. «Antes –explica–, la feria era más nostálgica; venía el abuelo con el nieto y le enseñaba un Hispano Suiza de su época. Ahora es más práctica, con gente joven que empieza a apostar por el coleccionismo». Comenta esto justo enfrente del primer Mini que se fabricó hace 50 años y muy cerca de otro Mini que ganó el rally de Montecarlo en 1964 y que tiene a su alrededor a un grupo de 40 chicos cuya chaqueta delata que forman parte de una conocida escuela de promesas del pilotaje.

Además de los numerosos coches a la venta, destaca una exposición de la casa Bonhams, que ha traído a Barcelona 16 bellezas que se subastarán en París en enero. Sobresale un Alfa Romeo de 1932 por el que se podría pagar 1.250.000 euros. También vale la pena darse una vuelta por el mercadillo de piezas, pegatinas y ropa. Muchas de las tiendas son extranjeras, lo que denota que el interés por el motor antiguo todavía sigue tierno en España y Catalunya.

Pueden verse todoterrenos como los que usa el coronel Decker en la serie El equipo A, perlas de las casas Porsche, Ferrari y Chevrolet, limusinas o el mítico Renault 5 Copa. Sulé usa un símil de los más ilustrativo para animar al público: «Como sucede con las mujeres y los hombres, no nos gusta el mismo coche a todos, y aquí, seguro que cada uno encuentra el suyo».

En la acera de enfrente no dan crédito. Se celebra la feria de vehículos de ocasión (modernos) y se les está llenando el recinto de gente que entra, quizás, porque no pueden permitirse un Cadillac.

Publicar un comentario

ads
ads
ads
ads